viernes, 19 de octubre de 2012

Esteroides con hongos, relacionados con el brote de meningitis en EE UU


/ El País
Uno de los tres lotes de esteroide inyectable (acetato de metilprednisolona) requisado en el laboratorio New England Compounding Center (NECC) en Massachussets la semana pasada ha dado positivo en contaminación por hongos, según ha confirmado este jueves la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Las autoridades han constatado así la relación entre este medicamento y el brote de meningitis fúngica que lleva presente en el país desde hace semanas y que, de momento, ha dejado 20 muertos y 257 infectados en 16 Estados (el último en confirmar un caso ha sido el de Nueva York) de los 50 que conforman la nación. El acetato de metilprednisolona se usa principalmente para el tratamiento de dolor de espalda.

Este organismo sanitario continúa analizando los otros dos lotes sospechosos y otros medicamentos similares que también se incautaron en el NECC y también podrían tener relación con esta alerta sanitaria. Uno de ellos es un esteroide llamado acetónido de triamcinolona y otro es un producto utilizado en cirugías cardiacas.
"Ahora podemos confirmar que las inyecciones de esteroides están relacionadas directamente con el brote de meningitis", ha explicado el doctor Tom Chiller, epidemiólogo del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EE UU (CDC, por sus siglas en inglés), a la agencia Reuters. "Aunque no existe todavía una evidencia contundente de que los pacientes se hayan infectado por estos lotes", ha añadido el médico.
Ahora podemos confirmar que las inyecciones de esteroides están relacionadas directamente con el brote de meningitis"
Agencia del Medicamento de EE UU
Las autoridades creen que por lo menos 14.000 personas han estado expuestas a estos esteroides "potencialmente peligrosos" distribuidos por NECC y aseguran que "ya han contactado al 97% de ellos" para informarles de los riesgos. El primer caso fue detectado el 21 de septiembre y afecta a pacientes que se han tratado desde mayo,. El largo periodo de incubación está complicando los esfuerzos de las autoridades, ya que los afectados no presentan síntomas hasta 42 días después de recibir la inyección contaminada.
La meningitis (inflamación de las meninges que recubren la médula espinal y el cerebro) por hongos es una enfermedad rara, no es contagiosa, y puede llevar a la muerte. Además de presentar los síntomas propios de la del tipo viral o bacteriana como son el dolor de cabeza, la fiebre, las nauseas y el entumecimiento del cuello; en este subtipo los pacientes sufren además fotofobia; confusión; rigidez muscular de otras partes del cuerpo; aumento del dolor; e irritación de la zona donde se ha inyectado el esteroide, según se explica en la página del CDC. Las personas más vulnerables a contagiarse son aquellas que presentan un sistema autoinmune deprimido, sobre todo las que padecen sida, cáncer o han sufrido algún tipo de trasplante.
Los casos detectados se han relacionado con un tipo de hongo llamado Exserohilum que se encuentra en la hierba y en la madera y "que es extremadamente agresivo atacando a los tejidos de la columna vertebral y el tronco cerebral", ha expuesto la FDA. El CDC ha confirmado la presencia de este hongo en 45 pacientes. Es difícil de detectar por lo que se pueden "dar falsos negativos" y sus síntomas "tardan en aparecer". El organismo sanitario ha aconsejado a las personas que recibieron este tratamiento y que sufren algún síntoma hacerse las pruebas diagnósticas. "Y además contactar con su doctor si ha tenido contacto con este esteroide", ha reiterado el organismo sanitario.
Fuentes del NECC, un pequeño laboratorio de no más de 49 trabajadores y autorizado por la FDA para fabricar pequeñas dosis de medicamentos realizados por pedido, han asegurado en un comunicado que "están dirigiendo todos sus esfuerzos en determinar, junto a las autoridades, la causa de la contaminación de las inyecciones y en retirar sus productos lo antes posible" de los 23 Estados con los que hacen negocios. El laboratorio comenzó la retirada el pasado 6 de octubre.
Este laboratorio se encuentra inmerso en una investigación federal ya que se le acusa de repartir el producto a granel en los hospitales y clínicas sin solicitar las recetas individuales necesarias para cada paciente como requiere la FDA. "Sobre todo queremos saber cómo suministra a los hospitales y clínicas que hacen grandes pedidos de medicamentos compuestos, como este esteroide, y si ha violado las leyes estatales farmacéuticas", asegura la misma agencia.
Esta situación ha llevado a distintos miembros del congreso de EE UU a replantearse los contratos que ha ejecutado el Gobierno con NECC. En una carta redactada por el Departamento de Defensa del país, se cita un acuerdo de adquisición de medicamentos de este organismo con una empresa asociada a este laboratorio, denominada Ameridose. Esta compañía ha sido denunciada por algunos de sus trabajadores a principios de semana por la mala ambientación del lugar donde se almacenaban los viales de este esteroide inyectable.
Este pedido, según asegura la agencia Reuters, estaba destinado a la unidad de cuidados intensivos para neonatos del Centro Médico Tripler que tienen el Ejército en Honolulu (Hawai). "Estoy preocupado que este acuerdo haya expuesto a varias familias militares al brote de meningitis", ha asegurado uno de los senadores que ha firmado el escrito.
Basándose en los casos mortales que está provocando esta alerta sanitaria, los investigadores han instado a los médicos a ser conscientes de los síntomas de este subtipo de meningitis por hongos y a "detectar con la mayor rapidez el diagnóstico y el tratamiento adecuado para evitar complicaciones graves que pueden causar el fallecimiento del paciente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario